Manifiesto

No suelo utilizar mi blog para reivindicaciones ni posicionarme política o religiosamente pero sí para expresar mis pensamientos o sentimientos. Y hoy más que nunca es necesario alzar la voz y decir ¡basta!

Este manifiesto va dirigido a todas las personas, grupos de amigos y familiares que estos días navideños y cada fin de semana han decidido no cumplir las normas sanitarias ni las recomendaciones.

A todos aquellos que en vez de seis personas os habéis reunido algunos más deciros que cuando colapséis el servicio de sanidad pública no os quejéis porque no os atienden rápido. Era vuestra responsabilidad cuidar de vosotros pero habéis preferido el jolgorio.

A todos aquellos que os habéis reunido más de dos grupos familiares estables deciros que no maldigáis al médico que eligió que vuestro/a abuelo/a muriera porque había otra persona con más posibilidades de vivir y faltan camas en la Unidad de Cuidados Intensivos.

A todos aquellos que habéis pensado que vuestra familia es especial deciros que todos amamos a la nuestra pero que la queremos sana y por eso nos cuidamos los unos a los otros. Si una familia en plena pandemia antepone la reunión a la seguridad es que sus lazos no son muy fuertes.

A todos aquellos que justificáis vuestro hacer culpando al gobierno cargad con las lágrimas cuando vuestro familiar de riesgo esté ingresado y muera solo porque era necesario brindar por lo que vendrá.

A todos aquellos que tenéis hijos y les obligáis a cumplir las normas mirad a ver el ejemplo que les estáis dando al reuniros más de lo permitido. Justificad vuestra conducta diciendo que hubo un concierto con quinientas personas. Ni lo suyo es de recibo ni lo vuestro tampoco.

A todos los negacionistas y antivacunas echaros a un ladito y cuando enferméis no acudáis al médico y curaros a vosotros mismos. No entiendo de vacunas, no soy médico ni científica pero solo con que una vacuna salve miles de vidas, ¡bienvenida sea! No nos quitará más de lo que ya nos ha quitado este virus.

A todos los que os sentís manipulados por los gobiernos y creéis que vivimos en la cultura del miedo puede ser que no hayáis notado los efectos del virus en vuestro propio cuerpo ni hayáis visto partir a un ser querido, entonces dejad que los que si lo hemos sufrido queramos protegernos. Con todas vuestras acciones, falta de responsabilidad y moral nos estáis poniendo en la cuerda floja a todos.

A todos aquellos ingenuos que como yo pensábamos que la pandemia nos cambiaría a la humanidad, pasados los meses podemos comprobar la ceguera que hay. Algunos valoran poco su vida y está bien así pero sus acciones repercuten a todos.

A todos aquellos que no entendéis de que va este juego y que os parece que vais ganando el pulso de la vida y que nos llamáis locos a los que nos queremos a nosotros mismos y a nuestras familias aunque no podamos compartir mesa y mantel, sed un poco egoístas y confinaros hasta que acabe la pandemia en una isla caribeña. Al menos el resto tendremos más posibilidades de sobrevivir.

A todos aquellos que salíais a aplaudir a los balcones cada día a los sanitarios y hoy os reunís en espacios cerrados sin ventilar y con personas octogenarias y niños pequeños, respetad su trabajo porque en sus manos está vuestra vida y la de toda la humanidad.

Ojalá el nuevo año pueda traer algo de sentido ético y amor a este mundo inhumano.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: