Creo y no creo

No creo en los amores rápidos. Esos que se dan en una noche de verano bajo la luz tenue de un candil. No creo en esos amores que suben como la espuma y después vuelven a bajar como la bruma del mar. No creo en los amores que te hablan alto en los oídos ySigue leyendo «Creo y no creo»