Diez cosas que aprendí de ti

Me enseñaste a soñar a lo grande y a no rendirme nunca aunque la suerte no acompañe. Me cogiste de la mano y jamás la soltaste porque sabías que me perdería en cualquier instante. Me animaste a escribir versos para que mi corazón se calme. No me juzgaste y dejaste que mis cartas jugara aunqueSigue leyendo «Diez cosas que aprendí de ti»