1,2,3…cámara y acción

El tiempo pasó y quitó la maleza de mi camino dejando crecer nuevos brotes verdes y fuertes. Tras la sequía de sentimientos, la lluvia de primavera hizo que mi fuente volviera a brotar con un agua limpia y fresca. A su tiempo mi tapete volvió a desplegarse encima de la mesa y cada personaje ocupóSigue leyendo «1,2,3…cámara y acción»