Viernes Santo

Es el día de dejar a los pies de la cruz todo aquello que no nos pertenece, que no es nuestro y de lo que no podemos responsabilizarnos. Es el día de dejar de sostener y de dejar ir. De cerrar la puerta sin candado por si hay que volver a abrirla algún día.

Seas creyente o no, creas en quién o en lo que creas este es el día de avanzar y de volver a recomenzar. Es el momento de deshacerse de lo viejo para dejar entrar a lo nuevo. El momento de escuchar como la primavera nos trae una nueva melodía y una nueva oportunidad de bailar.

Aferrarse al pasado cierra las oportunidades del futuro. Nuevos horizontes, nuevas canciones, nuevas diversiones, aventuras y nuevos amores. Este es el día de aceptar y no cuestionar, de dejar pasar y de vivir en la verdad. Dejar morir lo antiguo, lo caduco para que renazca lo nuevo.

Pausar lo que nos daña, completar la otra mitad con otra mitad que tal vez sea entera y no una mitad. Dejar que el cielo nos mande lo que necesitamos, dejar que se haga la voluntad de quien nos dio la vida, dejar que la vida sea vida y no muerte.

Viernes Santo es el día del silencio, la reflexión, el final y el principio. El día de despedirse de los dolores, de dejar que las lágrimas fluyan y con ellas se lleven lo que nuestra alma guardó por un año. Necesitamos este día cada año porque nos prepara para un Domingo de Pascua, un Domingo de Resurrección con nuevos aires, nuevas compañías e ilusiones.

Este día es para enfrentarse a nuestros miedos, a los prejuicios, para ser conscientemente inmaduros e inconscientemente maduros. Es el día para mirar a la cruz, a esa que todos en nuestros días más tristes y desesperados le imploramos piedad y descansar aceptando que no somos los dueños de este mundo y de nuestras vidas, solo nos hicieron un préstamo. Los trenes no pasan solo una vez y cada año sea viernes santo o no hay una cruz ante la que dejar aquello que no nos deja avanzar y construir nuestro camino.

Hoy viernes santo, día de silenciar, de apartar, de proseguir y esperar el domingo de pascua como la gran oportunidad de volver a empezar con una nueva dirección y un nuevo espíritu. Somos los artistas de nuestros cuadros y los músicos de nuestra orquesta así que inundemos nuestros días de belleza y bonitos cantares.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: