¿Me traiciono? ¿Te traiciono?

Nuestra vida está llena de pequeñas traiciones. A veces las cometemos nosotros y otras dejamos que sean otros las que las cometan ante nuestros ojos. Quizás no sabemos qué hacer, quizás no queremos hacer nada o quizás sea lo que tenga que ser.

Venimos con una serie de compromisos. Algunos de ellos con nosotros mismos y otros los sellamos con otras personas. Todo parece fácil dentro de un plan perfectamente estudiado. Pero los caminos se van llenando de cantos rodados y sin darnos cuenta rompemos nuestros acuerdos.

La fidelidad tiene un precio muy alto. La carne es solo carne, la mente es poder y el corazón no sabe de mentiras. Al principio las traiciones son pequeñas cosas y escasos detalles pero con el tiempo nuestra imagen ya no puede ser contenida en un espejo y es justo ahí cuando salta la alarma y despertamos.

Nos vamos traicionando a nosotros mismos pero al final acabamos traicionando al otro porque no somos capaces de lidiar con lo que somos. Y un día la lluvia sobre nuestra cabeza nos recuerda que no venimos a esto. No venimos a traicionar a nadie y tampoco a nosotros mismos.

Con suerte tienes claridad suficiente para decir “no” pero no la voluntad necesaria. A veces tan perdido y tan ausente del mundo que ni siendo iluminado por la luz de un faro eres capaz de entregarte al destino que tú mismo elegiste.

Cansados, histéricos, desorientados, lastimados y dejados no queremos caminar por la vida. Necesitamos volver a reconectarnos con la matriz quizás de un modo distinto pero con la seguridad de saber que es nuestra tabla de salvación.

Olvidar el miedo, vivir el hoy, perdonar a quien nos traicionó y aceptar que lo hicimos nosotros primero. Dejar apagados los pensamientos que nos aniquilan las esperanzas, caminar hacia delante dejando de traicionarnos a nosotros y poniendo límites al resto.

La próxima vez que vayas a traicionar a alguien recuerda que te traicionas a ti mismo. La próxima vez que te traiciones a ti mismo recuerda que te mereces quererte bien, más, mejor y para siempre.

2 comentarios sobre “¿Me traiciono? ¿Te traiciono?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: