Te vi allí

Te vi allí arriba de aquel altar con tu vestido blanco y tu lazo verde y solo lloré. Lo hice por todas las veces que me olvido de ser agradecida con la vida por haberme dado a través de ti la oportunidad de conocer la luz. Y sí, porque tu sonrisa ilumina pero tu corazón está lleno solo de bellos sentimientos.

Te vi allí con tu sonrisa preciosa y tus ojos marrones llenos de felicidad y supe que jamás olvidarás este día. Te mereces este día y todos los que tu destino te tenga preparado así de especiales, así de bonitos, así de tuyos y solo tuyos.

Te vi allí en aquel claustro luciendo tu mejor pose, tu mejor porte y con tus manos cogiendo las de tu hermana y me llené de paz porque sé que jamás la soltarás. Tu paciencia es tan infinita y tu amor tan verdadero que sé que hay un pedacito de cielo aguardando por ti.

Te vi allí con tus amigas, las que lo son desde hace ya algunos años y supe que cualquier desvelo ha valido la pena porque esta era tu fiesta, este era tu día y sé que lo habéis disfrutado como nadie.

Te vi allí rodeada de tu familia. Abuelos, tíos, primos, padres, amigos de corazón y supe que llueve o truene siempre van a acompañarte, siempre van a estar ahí, siempre van a esperarte, a reír contigo y a secar tus lágrimas.

Te vi allí bajo la mirada de él y le pedí que te cuide, que te acompañe y que esté a tu lado. Igual que tú junté mis manos, cerré los ojos e inhalé toda su paz. Me postré a sus pies e hice mi ofrenda.

Te vi allí, me vi allí, nos vi allí y lloré de felicidad por vivir la tuya.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: