Conocidos en lo desconocido

Fuimos el vals del final de una boda y ahora somos dos canciones que suenan a un ritmo distinto.

Fuimos todas las flores blancas de un jardín y ahora somos solo tallos verdes que perdieron sus espinas.

Fuimos la silueta y la sombra y ahora somos dos personajes que ya no se reflejan el uno en el otro.

Fuimos los más conocidos y las miradas que lo dicen todo y ahora somos dos grandes desconocidos que miran hacia otros lugares.

Fuimos dos caminos y miles de pasos y ahora somos dos senderos que borran las huellas que dejan a su paso.

Fuimos el secreto el uno del otro y la vida que dio vida y ahora somos las agujas de un reloj que nunca marcan las horas en punto.

Fuimos y ya no somos.

Y con un nuevo comienzo me convertí en la bailarina principal de mi propia obra de teatro.

Y con un nuevo comienzo supe que dejaba atrás lo que conocía para adentrarme en lo desconocido. Y no hay nada más desconocido que uno mismo.

Y con un nuevo comienzo cambié flores por arco iris de colores y no esperé a bailar al final de la boda.

Y con un nuevo comienzo ya no quise más secretos ni ser la silueta de nadie pero sí la protagonista de mi historia porque nadie mejor que yo para contarla.

Y con nuevo comienzo no salí a buscar ni dejé que me buscaran. Cosí mis heridas, busqué mi bálsamo y encontré toda la paz que necesito.

Y con un nuevo comienzo abrí mi puerta esa que un día cerré y el viento se coló. Él limpió mis ojos y vi por primera vez lo que mi alma necesitaba.

Yo fui. Tú fuiste. Y ahora somos. Y el tiempo dirá si seremos. Mientras vamos a ser dos desconocidos que mueren por conocerse.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: