Sinónimos y antónimos

La vida nos regala miles de sinónimos y algunos antónimos y la lengua castellana es mágica para llenar listas de ellos. Si además juntamos la cabeza y el corazón el resultado es una composición preciosa para compartir cualquier noche de verano debajo de un cielo estrellado.

Los sinónimos son palabras con el mismo significado. Cuantas veces habré explicado este concepto a mis alumnos y alumnas sin pararme a reflexionar en lo que son verdaderamente. Usamos en nuestro día a día muchas palabras sinónimas, algunas bonitas otras no tanto.

En los últimos tiempos aprendí a valorar más algunos sinónimos y uno de los que más me gusta es el “te echo de menos” como sinónimo de “te quiero”. No todo el mundo está preparado para usar esas dos palabras juntas, a veces, hay otras formas, otros caminos pero con un mismo final. Otro sinónimo que me encanta es “magia” como sinónimo de “quien te hace reír en medio de la tempestad”. Y si buscamos un sinónimo para “amor verdadero” que sea “ese que se queda aunque todos se hayan marchado”.

Pero no podemos ocultar que nuestros días también están llenos de algunos antónimos. Esas palabras contrarias que buscan contrariarnos y mover nuestra silla de la paz mental. Escuchar algunos antónimos nos rompe por dentro y muchos de ellos resuenan en nuestro inconsciente por mucho tiempo. Cada uno tiene su propia lista y va grabando sus dolores en ellos.

No solo las palabras son sinónimas y antónimas, también lo somos las personas. Sin saber muy bien cómo ni porqué con algunas personas encajas y con otras no y no debería pasar nada porque si nuestras palabras son capaces de convivir entre las hojas de un diccionario nuestras lenguas tendrían que caber en nuestras bocas y quedarse quietas. O, tal vez, es una cuestión de sintonía y de vibración. Entonces mejor acudir a un experto que afine nuestros sentidos y nos deje todo bien colocado por dentro.

Cuentan que no hay verano sin lluvia de estrellas ni invierno sin copos de nieve, que las castañas solo se encuentran en otoño y que las margaritas blancas siempre buscan la primavera. Aseguran que es mejor ser sinónimo que antónimo pero olvidan que nuestro mejor sinónimo somos nosotros mismos y el peor antónimo también.

Con sinónimos o antónimos o sin ninguno de ellos el mundo sigue girando y las palabras nos sobrevuelan cada día, así que mejor usarlas a su tiempo y su momento.

Un comentario en “Sinónimos y antónimos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: