Pasado – Presente – Futuro

El pasado fue. El presente es. El futuro será. Personas que ya no son. Experiencias que están. Aprendizajes que vendrán. Amores que se fueron. Compañías que permanecen. Cariños que se gestarán. Y entre todo eso yo no soy quien fui, soy quien soy ahora y seré lo que tenga que ser.

Tantas personas a las que no escuché. Tantos caminos que recorro. Tantos deseos que se cumplirán. Tantos sueños que abandoné. Tantos te quiero que repito ahora. Tantos libros por escribir.

Tanta rebeldía que guardé. Tantos límites que he aprendido a poner hoy. Tantos tropiezos que aún me quedan por dar. Tantos adioses que no pude pronunciar. Tantas bienvenidas que acojo con una sonrisa. Tantas noches que aún me quedan sin dormir.

Tantos bosques en los que me perdí. Tantos campos que abono y cosecho. Tantos frutos que espero recoger. Tantas lágrimas que guardé. Tantas gritos que no doy. Tantos abrazos por dar y regalar.

Tantos errores que cometí. Tantos errores que cometo. Tantos que haré. No era perfecta. No lo soy ni lo seré. Quería una vida perfecta. Ya no la quiero. No la perseguiré. Tantas burbujas que soplé. Tantos cimientos que construyo. Tantas carreteras que aún me esperan.

Tan sola estando acompañada. Tan rodeada estando sola. Tan feliz estando con unos cuantos que fueron, son y serán. Tan loca creyéndome cuerda. Tan cuerda estando loca. Tan cuerda siendo consciente de mi locura que nunca acabará.

Tan queriendo huir. Tan queriendo permanecer. Tan queriendo viajar para volver. Tan mirando siempre al futuro porque el pasado dolía. Tan viviendo el presente. Tan mirando a un pasado sanado y a un futuro que escala peldaños.

Tan corriendo hacia ningún lado. Tan caminando ahora cientos de kilómetros. Tan alcanzando mi meta. Tan viviendo hacia fuera. Tan viviendo hacia dentro. Tan viviendo en el punto medio.

Tan mirándome en un espejo sin verme. Tan aceptándome como soy. Tan queriendo mejorar cada día. Tan siendo la actriz secundaria de mi vida. Tan siendo la protagonista ahora. Tan bailando de nuevo con alguien que comparta mi escena.

Tantas madejas en el alma. Tantos enredos que no dejo. Tantos ovillos que aún tengo que ordenar. Tantos cafés que no tomé. Tantos que tomo ahora. Tantos que quiero tomar. Tantos sitios a los que no llegué. Tantos lugares que descubro y tantas maletas aún por hacer.

La Silvia de ayer. La Silvia de hoy. La Silvia de mañana. La que escribió. La que escribe. La que lo seguirá haciendo porque escribir es algo más que un hobby, es una parte de su terapia, su propia verdad, su desnudez, su sueño, su aprendizaje, su necesidad, su medicina, su equilibrio, su calma en medio de la tempestad, su viento fresco en el verano y su calor en el invierno. La de ayer no soportaría un cambio de rumbo, la de hoy ve oportunidades y la de mañana, la de mañana se plantea solo fluir y dejar que el universo actúe.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: