Respirar la vida

A veces hay que respirar la vida y dejar que llene todos tus pulmones para darte cuenta que vivir es una apuesta constante por sentir cada día. A veces hay que inhalar el verde de las montañas y dejar que lo cubra todo para volver a renacer y regresar al kilómetro cero. A veces haySigue leyendo «Respirar la vida»

Pequeños momentos grandes historias

Nos pasamos la vida preparándonos para los grandes momentos, los grandes acontecimientos y los hechos que marcarán nuestra vida o eso creemos ciegamente porque así nos educaron desde niños. Esos grandes momentos son la graduación en la universidad al finalizar tus estudios, una boda de ensueño, el nacimiento de tu primer retoño con fotógrafo enSigue leyendo «Pequeños momentos grandes historias»

Lo que sabía y lo que sé

Sabía que vendrías y que llegarías para sacarme a bailar cuando había dejado olvidados mis zapatos de baile pero olvidé decirte que yo no bailo sola. Sabía que venías de la mano del corazón que más ha latido por todos nosotros pero venías sin zapatillas y mi casa está en lo alto de una cuesta.Sigue leyendo «Lo que sabía y lo que sé»

Llegó el día

Vivimos de puntillas sin hacer ruido. Queremos ser brisa cuando solo se aprende siendo huracán. Cerramos los ojos al futuro porque nos asusta nuestro presente y lamentamos un pasado que no queremos cambiar. Vivimos sin mirarnos por dentro y preocupados en cambiar por fuera. Corremos hacia delante pero mirando hacia atrás por si alguien nosSigue leyendo «Llegó el día»

Quiero/No quiero

No quiero andar corriendo quiero caminar sintiendo el sol y que la sangre circula por todo mi cuerpo. No quiero hablar del frío que hace y de los días que faltan aún para que llegue el verano. Quiero aprovechar cada hora de luz para cumplir todos mis sueños. No quiero siestas de diez minutos quieroSigue leyendo «Quiero/No quiero»

Vamos…

Vamos a querernos y después buscamos los motivos para no hacerlo. Vamos a mirarnos a los ojos y después encontramos las razones para desviar nuestra mirada. Vamos a cogernos de la mano y después pensamos el pretexto para soltarnos. Vamos a besarnos y después me hablas de tus miedos y tus huidas hacia delante. VamosSigue leyendo «Vamos…»

Cruce de caminos

El otoño se ha apoderado del calendario. Los árboles se han quedado desnudos frente al mundo y los días son más cortos. Las rutinas se acompasan con el minutero del reloj y las calderas empiezan a encenderse para dar calor y asar castañas. Frente a un cruce de caminos con una respuesta en cada manoSigue leyendo «Cruce de caminos»

Preocuparse sin ocuparse

La palabra preocuparse arroja la idea clara que cuando lo hacemos nos ocupamos de algo que no es nuestro y anulamos el poder de resolverlo por la otra persona, de no resolverlo y aprender a gestionarlo y nos dejamos de ocupar de nosotros mismos. En una sociedad como la nuestra con la educación que recibimosSigue leyendo «Preocuparse sin ocuparse»

Creencias

Nos hicieron creer que ser el mejor era más importante que ser mejor. Nos hicieron creer que perdimos el tren sin saber en qué estación le estábamos esperando. Nos hicieron creer que sólo estamos completos si juntamos las piezas sin entender que solo se necesita una para estarlo. Nos hicieron creer que para parir habíaSigue leyendo «Creencias»

Pequeña Campanilla II

Creo que escribo poco sobre ella tal vez porque rebosa tanta energía que me deja sin palabras. Cada paso que da no pasa desapercibido y todo lo hace a lo grande dejando huella allá por donde pasa. Pero no una que borra el viento si no una que te cala bien dentro. En apenas unasSigue leyendo «Pequeña Campanilla II»