Recuerda recordarme

Recuerda recordarme en las noches que pesan y en los días que necesitas que alguien ate tus zapatos. Recuerda recordarme cuando necesites un abrazo o que alguien dibuje un corazón mágico que se llena de besos. Recuerda recordarme cuando sientas que el mundo está patas arriba o quieras una coleta alta que despeje tu rostro.Sigue leyendo «Recuerda recordarme»

Mayo, ¡emocióname!

El mes de mayo viene cargado de tantas cosas que me desbordan las emociones y el mayor de mis retos es aprender a reconocerlas y gestionarlas. Echo la vista atrás y sé que aunque siga cometiendo errores aprendí a calcular mejor los márgenes. Mañana celebramos el día de la madre y por la casa misSigue leyendo «Mayo, ¡emocióname!»

¡Feliz cumpleaños Pequeña Campanilla II!

Y mañana es tu día, ese en el que sacas de esa manita tres deditos y nos enseñas lo mayor que te has hecho. Y mientras tus ojos se llenan de luz y alegría los míos resplandecen porque tú te reflejas en ellos. Viniste cuando mis cartas estaban boca abajo y el destino parecía oscuroSigue leyendo «¡Feliz cumpleaños Pequeña Campanilla II!»

¡Feliz cumpleaños Pequeña Campanilla I!

No puedo creer que hayan pasado nueve años desde que me acosté aquella noche sin saber que sería la última que te tendría dentro de mí. De repente y sin esperarlo le diste un vuelco a mi vida y asomaste esa carita. Cuando nuestras miradas se cruzaron por unos pocos segundos entendí lo que eraSigue leyendo «¡Feliz cumpleaños Pequeña Campanilla I!»

Preocuparse sin ocuparse

La palabra preocuparse arroja la idea clara que cuando lo hacemos nos ocupamos de algo que no es nuestro y anulamos el poder de resolverlo por la otra persona, de no resolverlo y aprender a gestionarlo y nos dejamos de ocupar de nosotros mismos. En una sociedad como la nuestra con la educación que recibimosSigue leyendo «Preocuparse sin ocuparse»

¡Mamá en apuros!

Todas las madres en algún momento o en cientos de ellos estaremos en apuros. O no llegamos a la puerta del colegio a recoger a nuestros retoños, o se nos olvidó comprar una cartulina o no planchamos el uniforme y nos damos cuenta a las once de la noche de un domingo. Llevo hace tiempoSigue leyendo «¡Mamá en apuros!»

Pequeña Campanilla II

Creo que escribo poco sobre ella tal vez porque rebosa tanta energía que me deja sin palabras. Cada paso que da no pasa desapercibido y todo lo hace a lo grande dejando huella allá por donde pasa. Pero no una que borra el viento si no una que te cala bien dentro. En apenas unasSigue leyendo «Pequeña Campanilla II»

El final del verano…

El calendario me recuerda que el final del verano aún no está cerca pero sí el de las vacaciones. Los días son más cortos y el sol desaparece antes para que vayámonos haciéndonos a la idea que la rutina empieza a llamar a la puerta. Una parte de mí desea la vuelta al día aSigue leyendo «El final del verano…»