No soy superwoman…y no quiero serlo

Mis Pequeñas Campanillas como buenas hijas aún no lo saben pero tienen una madre que aunque a veces lleve capa y escudo no es invencible ni inmortal. Bromeo diciéndoles que mataré monstruos por ellas pero la realidad es que no puedo quitarles las piedras del camino porque tienen que aprender a tropezar y caerse paraSigue leyendo «No soy superwoman…y no quiero serlo»

Las cartas de mamá

Dentro de aquella caja había doce cartas. Cada una de ellas contenida en un sobre de distinto color. Eran colores vivos, fuertes como le gustaban a mamá. En los peores días ella siempre vestía de rojo y se pintaba los labios. Nos decía que lo que estaba feo por dentro necesitaba tiempo pero para loSigue leyendo «Las cartas de mamá»

¡Feliz cumpleaños Pequeña Campanilla II!

A cuarenta y ocho horas de cumplir tus dos añitos, me siento a tu lado y mientras observo tu independencia me doy cuenta que en este último año aprendiste a algo más que a caminar tú sola. Cada día me calzo las deportivas porque sé que acabaremos corriendo y jugando al pilla – pilla enSigue leyendo «¡Feliz cumpleaños Pequeña Campanilla II!»

¡Feliz cumpleaños Pequeña Campanilla I!

Estos son tus últimos días de casi ocho años. Y mientras tú ríes, yo deseo con todas mis fuerzas que el tiempo se detenga. Creces demasiado rápido, empiezas a dejar tu inocencia y ves caer tus fichas de dominó. Y aunque a veces te digo que prefiero que llores tú a llorar yo, créeme amorSigue leyendo «¡Feliz cumpleaños Pequeña Campanilla I!»

Mamá, ¡quiero escribir!

Hace días que quería traer a la luz este tema. Y voy hacerlo dando mi opinión totalmente personal. Podría citar fuentes, autores, pedagogos y maestros de prestigio pero voy a hacerlo desde mi prisma de madre y maestra. Ya saben, una se sienta en el vagón de metro y es todo el tiempo que tieneSigue leyendo «Mamá, ¡quiero escribir!»