Preocuparse sin ocuparse

La palabra preocuparse arroja la idea clara que cuando lo hacemos nos ocupamos de algo que no es nuestro y anulamos el poder de resolverlo por la otra persona, de no resolverlo y aprender a gestionarlo y nos dejamos de ocupar de nosotros mismos. En una sociedad como la nuestra con la educación que recibimosSigue leyendo «Preocuparse sin ocuparse»